Salones


La casa destaca por su recia construcción e la amplitud de las estancias, repartidas en tres pisos. En el bajo están los comedores, uno de ellos con chimenea. Las dos plantas restantes cuentan con un salón abierto cada uno. De los muebles, restaurados en su mayor parte, vale la pena destacar el aparador de uno de los comedores, el reloj de pared, el gramófono y los marcos de los cuadros o las piezas de antiguas vajillas.